Pasar al contenido principal

¿Leer sobre la natación y nadar son la misma cosa?

Claro que no. Leyendo quizás puedas adquirir cierto tipo de conocimiento, pero es cuando entras en el agua descubres la verdad.

En la Bolsa pasa algo muy parecido: una cosa es leer sobre la Bolsa y otra cosa es operar en ella. Por este motivo no es suficiente asistir a un seminario, tomar un curso de fin de semana o leer un par de libros. Si lo que quieres es ser consistente tienes que comprender que el conocimiento es solamente una parte de la ecuación. La otra parte es el desarrollo de la habilidad de operar.

Esta habilidad no se aprende en los libros, se aprende en la práctica y es muy importante que, en tu proceso de formación, dediques un tiempo prudente al entrenamiento.

Entrenarte es el proceso controlado a través del que desarrollamos habilidades. Como trader estas habilidades son muchas y variadas pero se puede resumir en una: aplicar un sistema de trading de forma adecuada con disciplina.

Puedes leer sobre sistemas de trading, puedes elaborar uno tu mismo, o puedes asistir a un cursillo de fin de semana donde se analice uno... pero al final una cosa es saber, y otra saber hacer. Una cosa es que tengas claros los componentes de cierto sistema, y otra que sepas identificarlos el tiempo real, y que sepas aplicar el sistema cuando tu dinero está en juego.

Para desarrollar la capacidad de operar con disciplina necesitamos ... Pero no nos vale cualquier tipo de entrenamiento. Podrías estar toda tu vida en la piscina y cometer el mismo error una y otra vez. Para progresar con facilidad es básico que este entrenamiento sea supervisado.

En Traders International nuestros miembros aprenden el sistema TIMES, y luego les entrenamos para que pueda desarrollar la disciplina necesaria para aplicar dicho sistema en tiempo real.

El entrenamiento toma muchas formas distintas pero las dos que quiero señalar son:

      1. El Feedback Individualizado, que consiste en la supervisión del trabajo de cada uno de los miembros en sesiones privadas, y que permite entrar al detalle de qué están haciendo bien, qué potenciales errores están cometiendo, y qué áreas de mejora pueden introducir. El feedback individualizado permite acelerar sobremanera la curva de aprendizaje de nuestros alumnos.
      2. La Sala de Análisis de Mercado, que permite a los miembros ver como actúan un trader profesional en directo, como opera, como analiza las ventanas de oportunidad, qué estado emocional utiliza para entrar y salir del mercado. Este tipo de entrenamiento permite a los alumnos ir interiorizando un marco emocional adecuado a sus objetivos, en un entorno en el que pueden contrastar sus aprendizajes, resolver sus dudas, y avanzar a buen ritmo hacia la consistencia.

Si lo que buscas es poder operar con profesionalidad, es fundamental que entres en un programa de formación supervisado, de manera que vayas corrigiendo todos los errores y consolidando todos los aprendizajes.

El trading es una actividad que exige una preparación muy concienzuda y profesional, y que está reservada a los que están dispuestos a hacer las cosas bien hechas desde el principio.