fbpx Amar las rutinas en el trading | Trading de Futuros Pasar al contenido principal

Amar las rutinas en el trading

Cuando alguien me pregunta qué hay que tener para operar con éxito en el trading, siempre contesto lo mismo:

- Amar la rutina y hacer los deberes.

No se trata de ser más listo o espabilado, tener más o menos suerte. Simplemente ser un Forrest Gump: crear y mantener rutinas de trabajo.

Siempre comento que no hay que creer a nadie, y menos a ti mismo. Si elaboras eficaces rutinas de trabajo podrás hacer que tus números hablen y sobre todo empezarás a ver cosas que antes no veías.

Es cierto que esta sociedad busca la solución rápida, el dinero fácil, los resultados ya. Pero en el trading como en otras muchas cosas en la vida la gallina (resultados/dinero) viene mucho después.

Rutina según el Diccionario de la lengua española es el hábito de hacer las cosas sin pensarlas. Sin embargo el éxito radica en tus rutinas diarias. Cuando las haces puede que no debas pensar mucho, simplemente te limitas a hacerlas, dentro de ese grupo de rutinas existirá una que sí requerirá obtener conclusiones, pero todas ellas deben estar previamente planificadas.

Aprender a operar es escalar una montaña. Peldaño a peldaño, con decisión y una positiva actitud. Si nos enfocamos en las rutinas todo es más sencillo, si constantemente estamos pensando en el resultado, sufriremos mucho. La rutina se lleva de maravilla con su hermana la constancia. Sin constancia no hay rutina que valga. Una cosa son las excepciones y otra muy distinta es picar aquí o allá.

Amar las rutinas en el trading

Es curioso observar que aquellos que tienen rutinas diarias son quienes mejores resultados obtienen. Es muy habitual operar durante días, obtener malos resultados y rápidamente dejar varios días de hacer trading: te pierdes las buenas operaciones. Te saltas las rutinas, buscas solo los resultados y desaparece por la puerta de atrás la constancia. De esta forma es difícil obtener información fiable. Es como tocar el piano; el famoso pianista estadounidense de origen polaco Arthur Rubinstein lo comentó una vez: (arriba en la foto)

"Si un día dejo de tocar el piano por cualquier razón al dia siguiente lo noto claramente. Si estoy dos días sin tocar, mi esposa lo nota en seguida. Si estoy tres días, lo nota todo el mundo."  

Otra de sus frases era: "Si amas la vida, ella te recompensará". Siempre he creído que si amas algo con pasión, sea lo que sea lo que ames, tarde o temprano te pagará con creces, incluido el trading.

A continuación te comparto 10 de mis rutinas en el trading (por si te sirven a ti):

  1. Mirar el mercado. Cada día antes de operar me gusta saber cómo esta el mercado, y qué operaciones/oportunidades ha ofrecido en el día (antes de tomar las mías).
  2. Hacer fotos. Todas mis trades están fotografiadas, incluidas las que no he tomado. Analizo mis set ups constantemente.
  3. Reviso mi trading plan. Cada semana comparo mis trades que no he tomado con arreglo a mi trading plan y las contabilizo.
  4. Cita conmigo mismo. Cada semana me dedico una hora para repasar las fotos de las operaciones y buscar semejanzas, tanto de las trades perdedoras como de las ganadoras. Reviso y analizo lo realizado.
  5. Porcentajes. No me dejo guiar por las emociones del momento. Son los números los que hablan, llevo un registro del porcentaje de ganadoras semanalmente, así como del rendimiento de mi cuenta, drawdown máximo, etc...
  6. Pasear y evadirse. Antes de operar suelo dar un paseo, no paso de una actividad a otra como un robot. Quiero educar mis ojos y mis emociones para evitar el stress y esto supone tener claridad mental. En mi tipo de trading tomo operaciones muy rápidamente en segundos, para ello debo estar tranquilo y nada excitado.
  7. Dibujar y comentar. En mis gráficos voy anotando lo que veo que sucede y lo que espero, así como la explicación a cada operación. Cuando repaso las trades cada semana esto me aporta más información.
  8. Diario. Efectivamente, llevo un diario donde anoto cómo ha ido la jornada y aquello que considero relevante. Es importante anotar las emociones que uno siente.
  9. Música. Cuando opero lo hago con música, es una rutina establecida que me anima y estimula.
  10. Objetivo diario. Antes de operar me pongo un objetivo a lograr. Lo visualizo y lo escribo. Me ayuda a conseguirlo. Además me pongo premios si llego a mis objetivos. Hago que sea divertido.

 ¿Qué rutinas tienes tú? Sigue persistiendo y sé disciplinado. No hay montaña que se te resista amigo/a. Un abrazo y te dejo con este vídeo de mi personaje favorito (Forrest Gump), donde podrás ver  algunas de sus rutinas - Feliz semana.

 

Comentarios

Juan,

que buenos ejemplos de disciplina nos presentas en este articulo, las adaptare a mi estilo de trading.

gracias
andres

Gracias a ti Andrés. Un saludo.