Pasar al contenido principal

El eslabón más débil en el trading

El eslabón más débil en el trading

Una cadena es tan fuerte como el más débil de sus eslabones... da igual que la mayoría sean de titanio... si hay uno de ellos que es de plomo, la cadena se romperá por ahí y de nada habrán servido los demás.

En el trading y en la Bolsa pasa lo mismo: hay varias áreas en las que el trader tiene que tener competencia y habilidad , y la consistencia se logra cuando todas ellas están alineadas y aportan al conjunto. No sirve de mucho dominar unas pero suspender en otras ya que todas van de  la mano.

El área en el que la mayoría de los traders centran sus esfuerzos es el Análisis Técnico. Con ello pretenden "prever" lo que el mercado hará y encontrar "buenas" oportunidades de inversión, y para lograrlo disponen de muchas herramientas y posibilidades.

Pueden comenzar con lo más clásico y estudiar figuras y patrones tradicionales, triángulos, banderines, dobles llegadas... luego se pueden incorporar las líneas de tendencia y sus roturas, y después los canales. Todo esto se puede dinamizar añadiendo medias móviles, y envoltorios como las bandas de Bollinger o el canal de Keltner. También están los osciladores matemáticos, la identificación de fractales, el análisis del volumen y del impulso, las roturas de volatilidad... Se puede hacer un estudio cruzado de sectores, o de subyacentes correlacionados o inversamente correlacionados, se pueden cruzar marcos temporales y de representación, se pueden utilizar velas japonesas, barras de rango, gráficos renko, en ticks, en tiempo... las posibilidades son ilimitadas.

Esto hace del análisis técnico un eslabón de titanio...

Claro que, para ganar de forma consistente tan importante es identificar posibilidades de inversión, como saber actuar en ellas con disciplina, o con la cantidad apropiada de capital, o saber salir en el lugar correcto... Estas otras áreas suelen ser eslabones mucho más débiles.

Por ejemplo la gestión del riesgo de ruina suele ser un factor descuidado en los traders novicios. Muchos de ellos no saben contestar con claridad qué factor de riesgo de ruina tienen los sistemas que utilizan para operar.

Otro factor muy descuidado es la validez estadística de sus sistemas. A la pregunta: qué porcentaje de operaciones ganadoras da esta señal, la mayoría de traders novicios no pueden contestar con datos.

Otra debilidad la tienen en la capacidad de actuar de forma disciplinada, esto es, haciendo en cada momento lo que es mejor para conseguir el objetivo que se han marcado. Sin una aplicación disciplinada de su sistema, los resultados no llegarán... y sin un entrenamiento específico para desarrollar esta capacidad la disciplina les eludirá.

La reflexión de fondo es que está muy bien dedicar recursos a aprender Análisis Técnico, pero uno no debería sobrevalorar la capacidad de esta herramienta para ayudarnos a ser consistentes. Para lograr el éxito necesitamos conjugar todas las variables de una forma equilibrada.