Pasar al contenido principal

¿Por qué algo tan sencillo es tan difícil? (2)

¿Por qué algo tan sencillo es tan difícil? (2)

Sigamos esa línea de reflexión: el trading es una actividad que requiere, básicamente, tomar la decisión de comprar o de vender... y el mercado puede ir a favor, o en contra de nuestra decisión ¿Por qué cuesta tanto ser consistente?

Un elemento que interfiere en nuestro éxito es la total libertad con la que cuentan los participantes. Es como si las personas no estuviéramos preparadas para actuar de forma correcta ante tanta libertad... y en parte es lógico porque, la mayoría de personas no han actuado jamás en un entorno tan poco controlado: cuando eran pequeños les controlaban los padres, cuando iban al colegio les controlaban los profesores, en el trabajo los jefes, si llegaban a ser jefes el consejo de administración... Siempre ha habido una red de control que nos ha pedido explicaciones... y de repente nos encontramos ante la posibilidad de tomar TODAS nuestras decisiones: en qué momento entramos, con qué cantidad, por qué motivos, cómo gestionamos la salida, cuándo consideramos que la operación es fallida, qué días operamos, a qué horas, en función de qué marco de representación, con qué graficador...

Tenemos tantas posibilidades y tan poca supervisión que es muy fácil perder el norte. Son muchos los que se inician en el trading llamados por esa libertad: por primera vez en sus vidas podrán tener la última palabra sobre todas las decisiones que tomen... y finalmente, esta libertad acaba con ellos.

Ese es un obstáculo que impide la consistencia: ausencia de un marco de control. Pero no es un obstáculo insalvable, al contrario, es relativamente sencillo de superar. Para ello necesitamos dos cosas:

  1. Comprender lo importante que es la supervisión.
  2. Crear un marco que nos permita esa supervisión.

La importancia está clara: o tu desempeño es evaluable o correrás el riesgo de ir dando vueltas en círculos. Necesitas medir lo que haces contra el ideal de lo que tienes que hacer y eso quiere decir que debes ponerte en situación de ser controlado. Luego decidirás si ese control lo quieres dejar en manos de terceras personas (como tu pareja por ejemplo), o lo quieres realizar tu mismo.

La creación de un marco de control toma tres caminos:

  • Elaboración de un Plan de Trading que establezca qué es exactamente lo que harás y que constituirá tu comportamiento idea.
  • Registro detallado de toda tu operativa.
  • Análisis de esa operativa, es decir comparamos a con b.

Estas simples medidas nos permitirán saber si lo que estamos haciendo es lo correcto, en cuyo caso persistiremos en ello, o si estamos equivocados, en cuyo caso podremos corregir nuestra acción. Aun que el trading nos atrae por la libertad que supone tomar todas nuestras decisiones, debemos ser lo suficientemente listos como para establecer un marco de control que vele por nuestros intereses.