Pasar al contenido principal

Alcanzar tus sueños en una sola operación

alcanzar tus sueños en una sola operación

En esta ocasión, quiero que reflexiones sobre la tentación del home run, la tentación de tomar una operación que te permita satisfacer todos tus sueños, una operación tan desmedida, tan desproporcionada que, en un solo movimiento pases de tu situación actual a la abundancia.

Este tipo de deseo, tan habitual por otro lado, no es algo que vaya a apoyar tu desarrollo como trader, y no obstante, son muchos los operadores que, cuando entran al mercado se olvidan de lo que el mercado les está diciendo momento a momento, y en vez de actuar sobre la información que está disponible en sus pantallas, dejan que el espejismo de sus ambiciones les nuble el buen juicio.

No dejes que esto te pase a ti, no permitas que un deseo desmedido de cambiar tu vida, te haga desviar de tu plan de trabajo. Debes ejecutar tu operativa conforme has recogido en tu trading plan, él contiene la ventaja que estás explotando, y la política de gestión del riesgo que te permite maximizar tu rendimiento.

En cambio, si entras al mercado y cuando se desplaza a tu favor desconectas de la realidad y dejas que tus fantasías decidan por ti, puedes sentirte tentado a no tomar beneficios cuando están disponibles. Al fin y al cabo ¿cuánto es suficiente? El mercado te está dando a ganar 1.000$ pero ¿por qué conformarte, por qué no aguantar a ver si te da el doble o por qué no diez veces más?

Si tu operativa está diseñada para explotar tendencias que se expresan en gráficos mayores y la sostienes durante varios días, puede formar parte de tu plan de trabajo el seguir al precio con tus trailing stops y dejar que sea el propio precio quien te saque en un retroceso. Nada que objetar en ese sentido.

El toque de atención es para los operadores intradiarios que buscan alcanzar sus sueños con una sola operación, y que pagan el precio de devolver al mercado lo que ya estaba disponible en su cuenta. Que no quieren realizar beneficios porque dentro de sí saben que el mercado podría hacer un desplazamiento sorpresivo a su favor, que les hiciera ganar una verdadera fortuna, y esa ambición desmedida, esa valoración desajustada de la realidad, les ciega ante la información que está dando el precio momento a momento.

En vez de tomar beneficios de forma sistemática, estos traders dejan que el precio retroceda después de haberles dado mucho dinero con la esperanza de que reemprenda más adelante ese recorrido con el que sueñan, y muchas veces salen en BE, o peor aún, con una pérdida.

Si han visto que tenían un beneficio potencial de 1.000$ en sus cuentas pero que ahora solamente tienen 700$ ¿cerrarán la posición? Eso les supondría haber dejado de ganar como mínimo otros 300$. Ese dinero, ya ha estado a su disposición pero su ambición desmedida no les ha permitido tomarlo, y ahora se ha esfumado, pero como sus mentes ya lo han visto, cuentan con él y les cuesta un infierno aceptar que tal vez el precio ya no volverá a esa cota. Puede que dejen de ver la información que a gritos les dice que tomen  lo que puedan y que cierren, que la tendencia ya ha cambiado.

Su obcecación y su testarudez suelen jugar en su contra.

Es habitual ver traders que pecan de lo contrario, que no soportan dejar correr los beneficios, que salen antes de tiempo porque no aguantan la presión de estar ganando. Es el otro extremo de este espectro.

Pero los ambiciosos no están faltos de razones para soñar. Es un hecho que el mercado podría, en un momento, cambiar la realidad de un operador y transformar una inversión moderada en una rentabilidad desbordante. No obstante, es mucho más operativo, y mucho más práctico que el trader que peca de ambicioso se entrene en tomar beneficios cuando están disponibles.

No necesitas un recorrido de 100 ticks para ganar dinero operando en el intradía. Puedes hacer una fortuna tomando operaciones de 20 ticks en 20 ticks. Por otro lado, es mucho más fácil que el precio se desplace 20 ticks en una dirección que 100, y tomará mucho menos tiempo lo que implica arriesgarse menos tiempo también. Cuanto más tiempo permanecemos dentro del mercado, más exposición sufrimos y más probable es que nos enfrentemos a algo nuevo que vaya en nuestra contra.

Haz lo que debas hacer, claro está. Céntrate en la ejecución de tu plan de trading, pero si pecas de esa ambición desmedida, si sueñas con operaciones que cambien tu realidad, toca de pies al suelo. Si, puede pasar que el precio se mueva a tu favor y ganes mucho, pero ¿es eso lo que verdaderamente quieres? ¿Buscas una operación que te haga ganar? ¿O más bien lo que quieres es desarrollar la capacidad de poder ganar de forma sostenida en el tiempo? ¿Es un home run, una operación tremenda lo que marcará la diferencia al final del año? ¿O más bien haber desarrollado los hábitos necesarios para encontrar oportunidades de inversión, manejar adecuadamente tus posiciones y tomar beneficios día a día, operación a operación?

El trading no es un sprint y no creo que deba ser concebido como tal. Esde mi punto de vista se parece mucho más a una carrera de fondo.

Es el conjunto de lo que haces como operador día a día lo que terminará dándote los resultados que buscas, más que una sola operación afortunada que, mientras no aparece puede costarte una fortuna.

 

 

¿Quieres formarte en trading con nosotros?