Pasar al contenido principal

Cómo conseguir resultados profesionales en tu trading

Cómo conseguir resultados profesionales en tu trading

Tal vez, tengas tiempo y puedas organizarte para desarrollar tu carrera como trader profesional, o tal vez tu agenda y tus responsabilidades solamente te permiten una aproximación amateur. Sea cual sea tu situación tienes que comprender que no puedes esperar el mismo tipo de resultados si ves el trading como una opción entre otras muchas a las que dedicar tu atención que si para ti se trata de lograr el éxito a toda costa porque quieres un cambio de vida.

Para dedicarte a operar como un profesional, deberás de dedicarte al estudio y entrenamiento de forma seria, comprometida y sostenida en el tiempo. Deberás trazar un plan de estudios y preferiblemente ir de la mano de un trader profesional que ya esté en el tipo de actividad que tu quieres llegar a desempeñar.

En cambio, si para ti el trading es una afición o algo que quieres probar, puedes leer algunos libros y ver algún vídeo, hacer algunas pruebas y más adelante determinar si quieres seguir en ese nivel porque te gusta (aunque no ganes dinero o no ganes el suficiente dinero), quieres retirarte porque es una actividad que necesita que inviertas mucha más energía y recursos de los que estás dispuesto en este momento de tu vida, o quieres dar ese paso adelante y pasar a profesionalizar tu operativa.

Comprender que no lograrás ganar si tu aproximación es como aficionado. Sí, lograrás alguna operación ganadora, pero también alguna de perdedora, pero no serás capaz de sostener tus rachas ganadoras en el tiempo. Esto es necesariamente así porque el trading es una actividad de suma cero y al otro lado de tu transacción hay otro operador que probablemente sea más experto que ti, que esté más capacitado y sepa mejor que tú lo que hace.

Pero ver el trading como una afición no es una mala opción. De su estudio adquirirás un conocimiento más detallado de cómo funciona la economía, y la psicología de masas, y comprenderás que las noticias que publican en los medios están escritas por periodistas que tienen que explicar lo que ha sucedido, no están escritas por traders.

Además, con el suficiente tiempo y experiencia, si logras sostener tu afición el tiempo suficiente podrás tomar mejores decisiones de inversión sobre tus activos. Podrás elegir un mejor fondo de inversión, diversificadas mejor tu cartera o no dejarás en manos de una empresa que no sabes lo que va a hacer, tu plan de jubilación,

Tal vez, acercándote al trading como un aficionado, sin prisas, sin exigencias, paso a paso y con tiempo, logres mejorar tus decisiones de inversión en otros activos. ¿Tiene sentido que compres ese inmueble tal como está el sector? ¿Con estos tipos de interés qué puedes esperar que suceda a medio plazo, y eso cómo va a afectar a la economía del país? ¿Debes preocuparte por las noticias que ves en los informativos?

Lo que creo que debes evitar a toda cosa es actuar como un aficionado y esperar los resultados de un profesional. Eso no va a pasar. Eso es delirante. Si te acercas al trading como una amateur no debes esperar doblar tu cuenta, salvo que suceda por azar, y en ese caso también puede suceder que la dividas por dos o que la multipliquen por cero.

Tus expectativas deben ajustarse para evitar la frustración. Comprender que en el trading profesional te enfrentas a los mejores, personas e instituciones que tienen mucho más dinero que tú, que saben mucho mejor que tú qué es lo que está sucediendo en el mercado en el que te interesa participar y que conocen mejor que tú que es lo que tú vas a hacer en ese mercado, y cómo actuarás si aparece determinado movimiento del precio o se publica determinada información.

Tú puedes ir a una piscina y hacer unos largos porque te gusta la sensación del agua, cómo se mueve tu cuerpo en esa cierta ingravidez, disfrutas del ejercicio y del jolgorio. Esa es una participación de aficionado a la natación. Mientras comprendas que estás en la piscina como aficionado disfrutarás: mejorarás tu fondo, tu fuerza, tu coordinación, tus niveles de estrés, tu salud en general. Tal vez establezcas o fortalezcas tus relaciones sociales, y la experiencia por lo general puede ser positiva o muy positiva.

También podrías ir a una piscina a competir con los profesionales. Participas en una carrera en la que por un lado estás tú y por el otro el equipo olímpico de natación. Pero en ese caso ¿qué puedes esperar? ¿Qué resultado es más probable que suceda una y otra vez? Ahí perderás. No tienes ninguna posibilidad de ganar a un profesional en su medio, simplemente no va a pasar. Da igual lo que te esfuerces, no importa que le pongas empeño y que des lo mejor de ti mismo. No estáis en la misma liga. Es delirante pensar que puedes ir a los mundiales de natación y ganar.

Lo sabes tú y lo se yo, pero en cambio, cuando te acercas al trading puede que te autoengañes. Tal vez te digas que ahí la diferencia no es tan importante, que sí puedes ganar, que si tienes posibilidades, pero ¿realmente las tienes? Piénsalo. En el trading profesional no hay espacio para los aficionados.

No pasa nada. Simplemente sucede que, para participar en los mundiales de natación tienes que demostrar tu competencia en competiciones menores, cosa que NO sucede en el trading: abres una cuenta y ya estás participando en el mismo mercado en el que compran y venden los bancos y los hedge funds.

¿Ves lo que señalo?

Por eso digo que debes ajustar tus expectativas. Si el trading es una opción entre otras, y no estás convencido de que vayas a dedicarte a esto como un profesional, tus expectativas deben estar confinadas a la mediocridad. No pasa nada. Es lógico y debe ser así. Disfruta del agua, aprende a dotar de sentido los movimientos del precio, y evita la frustración de esperar algo que no va a suceder.

En cambio, si quieres dedicarte al trading profesional, el tiempo que inviertas, el dinero y la energía deberán ser muy altos, igual que un atleta entrenará desde las seis de la mañana todas las mañanas, que practicarás fondo, velocidad, técnica, fuerza, coordinación, cuidará su descanso, su sueño y su alimentación.

También tú deberás hacer tu parte: dedicarle horas primero al desarrollo técnico, tienes que aprender a participar como un profesional, necesitas una base analítica y de gestión que te permita determinar ventanas de oportunidad de alta probabilidad, y luego necesitas instaurar los adecuados hábitos de trabajo para que actúes sobre esas oportunidades de la forma correcta.

Eso es mucho trabajo por delante, pero no más que cualquier otra profesión de alto rendimiento. No son más horas de las que dedica un emprendedor, o una bailarina, o un cirujano, son muchas horas, y también es la energía, el foco mental y la inversión en recursos formativos y técnicos.

¿Cuantos cirujanos conoces que haya aprendido a operar por libre? ¿Cuantos pilotos de combate te imaginas que pueden desarrollar la destreza improvisando y reinventando el camino? ¿Cuantos trapecistas crees que van a lanzarse de un trapecio a otro sin alguien que les guíe, sin seguir el camino que ya han recorrido otros?

Eso, que es evidente para cualquier actividad de alto desempeño, también debería ser evidente para el desarrollo de la competencia como operador, en cambio muchas personas, tal vez desinformadas, tal vez apremiadas por sus necesidades económicas, no reflexionan adecuadamente sobre este punto y se hacen creer que pueden competir contra los mejores del mundo y que EN EL CAMINO irán aprendiendo de su propia experiencia y creando su propio método. Bueno, eso no va a suceder, o al menos es muy poco probable.

Comprende que, para que eso pudiera ser así uno debería estar en condiciones de sostener su desempeño a lo largo del tiempo durante un periodo suficientemente grande, pero además debería ser capaz de ver sus errores  para poder evitarlos.

Pero resulta que nosotros los humanos no sabemos lo que no sabemos. Simplemente ignoramos lo que ignoramos, lo que hace muy difícil que uno esté en disposición de desentrañar los mecanismo ANTES  de que se quede sin fondos.

Ha pasado, hay casos en los que se ha dado, pero son la minoría, y por cada un que lo logra hay miles que no lo logran. El trading es un tema de probabilidades, si lo logra uno entre mil, ¿en qué dirección debes apostar? ¿qué es lo más probable? ¿tú vas a ser la excepción? No seas iluso.

En cambio es mucho más óptimo aprender de los mejores, seguir sus pasos, comprar su experiencia, evitar los callejones sin salida, las trampas. Te evitarás MUCHO más dinero, tiempo y energía.

Estas son las reflexiones que quería hacerte hoy. Resumo: ¿Con qué finalidad quieres dedicarte al trading?

Sea como aficionado, sea como profesional ambas opciones son correctas pero es importante que ajustes tus expectativas y que no esperes resultados profesionales si te tomas el trading como un aficionado.

Y si lo ves como una opción profesional entonces debes hacer lo que cualquier otro profesional hace todas las demás actividades de alto desempeño: dedicarle tiempo, dinero y energía de la mano de otros profesionales.

Si, me gustaría decirte que el camino romántico está ahí, a tu disposición. Que puedes llegar a ser profesional yendo por libre y aprendiendo de forma autodidáctica. Y sí, podría suceder solo que es tan poco probable, y tan caro. Es tan frustrante y emocionalmente devastador que parece una muy mala opción. Sale mucho más caro en dinero, pero sobre todo en tiempo.