Pasar al contenido principal

Cómo saber si debes mover tu stop

Cómo saber si debes mover tu stop

 

Cuando has tomado una operación y no se desarrolla rápidamente a tu favor, ¿qué debes hacer? ¿Es mejor esperar a que el precio se exprese y, si va en tu contra, salir con una pérdida, o es mejor gestionar la salida en pérdidas de forma manual para anticipar una salida a un coste menor?

¿Qué crees tú? ¿Hay que dejar que el precio toque el stop, hay que adelantar la salida reduciendo la pérdida, o hay que dilatar el punto de quiebre para no caer en una posible trampa? De hecho, el precio suele hacer un pullback después de tocar el punto en el que dispones tus stops, lo que debería permitir que hicieras una mejor salida ¿no?

Cada cual tiene sus propias respuestas, claro. Los operadores más mecánicos dicen que, si el sistema contiene una ventaja con el stop en el lugar original, cualquier intento de “mejorar” eso puede ir en contra de la esperanza del sistema. Y esto les lleva a esperar pasivamente a que el precio se exprese. Algunas veces el precio retrocede solamente un poco y luego reemprende la senda que les favorece, otra veces el precio va en su contra hasta sacarles de la operación, pero es algo que ya está contenido en el sistema, por lo tanto lo ejecutan y ya.

Otros operadores tienen una visión diferente, ellos creen que no tiene mucho sentido dejar que el precio les saque con full stop sí pueden anticipar un retroceso. Cuando han abierto una posición lo han hecho porque el mercado estaba expresando una oportunidad, y la información que tenían disponibles para tomar sus decisiones era la que era, pero más adelante el precio ha ofrecido información adicional ¿no es adecuado utilizar esa nueva información para reevaluar sus decisiones? Si ahora tenemos otros elementos informativos, ¿no deberíamos utilizarlos a nuestro favor? ¿Qué piensas?

Te pongo un ejemplo antiintuitivo para señalar ese punto: participas en un concurso de la tele en el que se te da a elegir entre tres puertas distintas, la A, la B, y la C, detrás de una de ellas hay un cuantioso premio en metálico que será para ti si eliges esa puerta, detrás de las otras dos puertas hay un zurullo. Tu no sabes dónde está cada cosa así q eliges una puerta al azar, pongamos q te decides por la puerta B. En ese momento, antes de saber el resultado de tu elección, el presentador del programa abre una de las dos puertas que no has elegido, por ejemplo la A, y muestra que ahí detrás se escondía un zurullo “Has elegido la puerta B, ¿quieres cambiar de puerta o te reafirmas en tu elección?” ¿Qué debes hacer?. Ya sabes lo esconde la puerta A, ¿debes mantener tu primera elección y quedarte con la puerta B o debes elegir la puerta C? ¿Qué crees? Es más ¿importa eso en realidad?

Un buen trader cambiará siempre de puerta y pasará a elegir la puerta C, ¿por qué? Porque la primera elección la hizo en el momento t1, con la información i1. Su probabilidad de acierto era de un 33%, pero al descubrir en el momento t2, q la puerta A no contiene el premio, la información i2 ha cambiado y ahora, si cambia su decisión estará en un escenario con una probabilidad del 50%, no del 33%. Por eso debe cambiar.

Volviendo a nuestros stops, ¿dispusiste tu salida en pérdidas en el momento t1, con la información i1. Ahora el precio se mueve y te da más información. ¿debes dejar el stop en el lugar inicial o debes computar esa información?

Yo no sé lo que debes hacer, pero creo que, como punto de partida, debes estar explotando un sistema que te aporte una ventaja y la forma como puedes estar seguro de que eso es así, es dejando que el precio haga lo que deba hacer una vez ya has comprometido tus posiciones.

Si el precio avanza a tu favor, perfecto,y si retrocede y te saca, también perfecto. Tu ganas con cada operación que tomas independientemente del resultado individual porque explotas un sistema que te da una ventaja en una serie suficientemente grande de operaciones.

Ahora bien, cuando ya sabes que el sistema te aporta una ventaja, ¿no es sensato pensar en reducir las pérdidas mejorando las salidas en las operaciones que no se mueven como anticipamos?

También eso es algo que debes descubrir tú y que depende de dos factores: la forma con el que operas, y la capacidad que tengas para gestionar tus respuestas emocionales.

La forma como operas te influye en la disposición de tus stops. Cuando participas lo haces en un escenario en el que estimas que es más probable que el precio se mueva en una dirección que en la contraria y tomas posiciones en la dirección más probable, pero no sabes qué hará el precio y aceptas que puede hacer lo contrario a lo que esperas de manera que decides una zona en la que tu hipótesis quedará invalidada.

Esperas por ejemplo, que el precio se mueva al alza así que estás dispuesto a abrir posiciones largas, pero de hecho no sabes si el precio hará eso o al contrario, comenzará a caer, así que decides que, si en una posible caída llega a determinado nivel, la hipótesis que anticipabas queda invalidada. En ese punto dispones tus órdenes de stop.

¿Pero cómo determinas ese punto? Si lo ajustas demasiado al punto al que has entrado el precio puede tocarlo debido al ruido, si lo pones demasiado lejos puede que incurras en una pérdida que no te conviene, sobretodo si operas en futuros, con una cuenta pequeña.

En FX o en CFD puedes determinar el punto exacto al que te interesa defender tu posición acorde a la arquitectura del mercado y a su dinámica, por ejemplo, su el ATR es de 25 ticks tu sabes que el mercado puede hacer un desplazamiento en cualquier dirección de 25 ticks y que eso debe estar dentro de la normalidad.

Si pones tu defensa a menos de esa distancia un simple retroceso te puede barrer y más tarde el precio puede hacer el desplazamiento en la dirección que esperabas, pero sin ti. En FX o en CFD puedes participar con un lotage que mantenga el riesgo dentro de los parámetros que necesitas: simplemente dispones tus stops digamos que a 30 ticks y abres posiciones con un número de lotes menor. En futuros, con una cuenta pequeña tienes menos opciones porque no puedes participar con medio contrato o con una décima parte de contrato lo que te exige mayor precisión. Dejando estas consideraciones a un lado, una vez determinado el punto de rotura, imagina que el precio se desarrolla en tu contra, ¿qué debes hacer?

Hemos dicho que por un lado, eso depende de la forma como operas, y por otro lado de tu gestión emocional.

Tenemos cuatro escenarios y deberías determinar en cuál te encuentras tú:

 

  Técnica si Técnica no 
GE si 1 2
GE no 3 4

 

  1. Tu técnica te permite una gestión activa en la que tomas nuevas decisiones con la nueva información que genera el precio y tu gestión emocional no interfiere en tu operativa. Es el escenario ideal: puedes mejorar tus operaciones negativas y reducir mucho tus pérdidas. Podrías incluso dilatar tus stops en espera de un potencial retroceso del precio tras el punto de rotura.
     
  2. En este caso tu técnica no está suficientemente desarrollada, no puedes leer la historia que cuenta el precio y, si bien tienes un buen desarrollo emocional y has aprendido a actuar a favor de tu mejor interés, debes dejar el stop en el lugar en el que determina tu sistema. Tu técnica es el eslabón débil y tu plan de trabajo, para unos mejore resultados debe centrarse en los aspectos técnicos.
     
  3. En este escenario tenemos a un operador que domina la técnica y que puede leer que está pasando en el mercado, pero que no se domina a sí mismo, y por lo tanto que no es disciplinado y toma decisiones basadas en sus miedos y necesidades psicológicas. Este trader debe trabajar sobre sí mismo. A nivel operativo debe mecanizar las salidas y alejarse de la pantalla cuando está dentro. El precio hará lo que deba y, al ser técnicamente competente operará con una ventaja y será su sistema el que le llevará a ganar. En ningún caso deberá mover sus stops, ni quitarlos, ni alejarlos, ni acercarlos porque si está activado a nivel emocional será su miedo quien decida por él.
     
  4. El operador tipo 4 no es técnicamente capaz ni tampoco domina su juego interior. En este caso, igualmente debe mecanizar la gestión de sus salidas.
     

De esta guía vemos que el 75% de los casos obtendrán mejores resultados si automatizan sus salidas. Con eso eliminan las decisiones a tomar, simplifican su trading y probablemente se desempeñen en el escenario que favorece su actual nivel de desarrollo.

Y si, en algunos casos verán como el precio les barre y luego se mueve como anticipaban, o que el precio rápidamente les da pistas de que está girando en su contra. Pero tanto el desarrollo técnico como el emocional, son aspectos que se pueden trabajar.