Pasar al contenido principal

Contra el miedo, curiosidad

No querer sentir miedo es como no pensar en un elefante verde. Si tu objetivo es no pensar en ese elefante, lo primero que harás será pensar en él. Si no quieres sentir miedo tienes que representar ese miedo en tu mente para empezar y eso te pone de lleno en el estado que quieres evitar.

Decirte que “No vas  tener miedo de perder esta operación” te pondrá directamente a las puertas de ese miedo. Decirte que “No vas a tener miedo a equivocarte, a no lograrlo, a no ser un buen operador” te hará sentir lo que quieres evitar, lo que es una estrategia poco efectiva.

En vez de pretender que no tienes miedo, algo mucho más práctico para gestionar esa respuesta emocional, tan perniciosa como operador, es sustituirla por una emoción distinta.

Pregúntate ¿puedes sentir dos emociones contrarias simultáneamente? ¿Puedes sentir gozo y pena a la vez? ¿Furia y paz? ¿Aburrimiento y diversión? ¿Aceptación y rechazo?

Si estás en un estado emocional no puedes estar también en el contrario. No puedes sentir compasión y envidia simultáneamente… Ni amor y odio, si sientes amor y odio no sientes amor en primer lugar.

Como operador, algo que está en tu mano hacer y que te será muy práctico, es sustituir el miedo por curiosidad. Si estás verdaderamente interesado en lo que hace el precio, por ejemplo, si verdaderamente tu foco de atención está puesto en cada pequeño movimiento del subyacente que operas, ¿dónde está el espacio para el miedo ahí? Si te interesas de verdad por el cierre de cada vela, sin te mantienes abierto a la observación libre de juicios de lo que el precio está expresando, eso te librará del miedo, no porque estés intentando evitarlo, eso no funciona, no te dices “Voy a no tener miedo”, sino que te dices: “Voy a interesarme verdaderamente por lo que hará el precio, voy a dejar que me sorprenda, voy a atender a lo que suceda aquí y ahora”.

La vela que acaba de cerrar, ¿lo ha hecho en la parte alta de su rango, en la parte media o en la parte baja? ¿Eso está indicando algo? ¿Ese cierre está ofreciendo información útil sobre lo que ha sucedido en el periodo que esa vela representa? ¿Es lo mismo que cierre en la parte media que en la parte alta o baja? ¿Y su rango? El rango de esa vela ¿es igual al de las dos o tres velas anteriores, es menor, se ha encogido, o se ha expandido? ¿Qué puede significar el rango de esa vela en relación con los rangos de las velas anteriores? ¿Una vela cuyo rango haya aumentado y que esté cerrando en la parte media me está contando lo mismo que una vela cuyo rango haya aumentado y que esté cerrando en uno de sus extremos? ¿Y una vela cuyo rango haya disminuido y esté cerrando en uno de sus extremos, qué me está contando?

¿Dónde se produce el cierre de esa vela en relación al rango de la vela anterior? ¿La vela que observas cierra por fuera del rango de la vela anterior, o cierra dentro de su rango? Si cierra por fuera y por arriba del rango de la vela anterior ¿eso está expresando algo? ¿Me da información significativa? ¿Si cierra dentro del rango de la vela anterior, qué me dice?

Si tengo una vela que cierra por encima del rango de la vela anterior, seguida de otra vela que cierra por encima del rango de la vela anterior, seguida de una vela que cierra por debajo del rango de la vela anterior ¿puedo “ver” qué es lo que está sucediendo? ¿Puedo anticipar un cambio en el “sentimiento” de ese mercado?

¿Qué pasa con el volumen en la vela que estoy observando? ¿Aumenta, se mantiene, disminuye en relación al volumen de las velas anteriores? ¿Qué puede indicar eso? Si tengo tres velas alcistas que están cerrando por encima de las velas anteriores, seguido de una vela que cierra por debajo el rango de la vela que la precede, y el volumen asociado a esa vela es marcadamente inferior al volumen de las velas alcistas ¿comprendo lo que está sucediendo? ¿Puedo “leer” lo que está haciendo el precio?

Si mantengo mi atención puesta en el mercado, si verdaderamente logro interesarme por cada pequeño movimiento significativo del precio ¿queda espacio para el miedo ahí? ¿Puedo sentir una tremenda curiosidad y mucho miedo simultáneamente? Yo creo que no, creo que si sientes curiosidad, esa emoción desvanece cualquier atisbo de miedo…

Por eso te propongo que experimentes con la gestión de tu foco de atención, que te entrenes, que despiertes tu interés por el precio, porqué si estás atendiendo con plenitud a lo que está siendo, a lo que está sucediendo, no cabe ahí el miedo, y desde un estado emocional en el que sientes curiosidad puedes acceder a un conjunto de recursos muy práctico que te está vetado si sientes miedo, y tu operativa será mucho más sencilla y efectiva.