Pasar al contenido principal

Cuatro distinciones sobre los participantes en los mercados financieros

Cuatro distinciones sobre los participantes en los mercados financieros

Me gustaría poner el foco de atención en los participantes que forman los mercados financieros desde dos puntos de vista:

  1. Por un lado si son activos o no.
  2. Por el otro si son fuertes o son débiles.

Ambas agrupaciones están interrelacionadas y pueden ayudar a comprender los movimientos que hacen los mercados.

Veamos el primer grupo:

  • Diremos que son activos aquellos participantes que se implican en una base diaria, o semana, o incluso mensual, en la toma de decisiones de inversión. Entran y salen de mercado activamente. Serán muy activos los traders por ejemplo que operen en el intradía puesto que entrarán al mercado y saldrán varias veces durante una jornada. Serán activos, aunque menos, aquellos traders que compran y venden posiciones una vez cada semana o cada pocas semanas.
  • Diremos que son pasivos aquellos participantes que no están interesados en gestionar activamente sus cuentas. Puede que tengan una cartera, pero la gestión es pasiva. Generalmente su conocimiento de los mercados es pobre, y su interés para operar es nulo. Quizás mantengan ciertos activos financieros como parte de una estrategia a largo plazo, pero el seguimiento que harán de sus posiciones será mínimo.

Es importante entender esta clasificación. Si eres una persona que opera en los mercados, que es consistente o que está en camino de serlo, y que ve la operativa como una forma de revalorizar sus posiciones, eres un trader activo. En este caso tenemos que tener en cuenta que suelen buscar una elevada revalorización de sus posiciones, pero también que, en muchos casos, son fácilmente influenciables y que pueden cambiar rápidamente su percepción del mercado en respuesta a noticias, rumores, sugerencias de newsletters o brokers, o los cambios bruscos en la acción del precio. Este grupo juega el papel de aportar liquidez al mercado.

Por otro lado, un trader pasivo, suele saber muy poco del mercado y quizás no sepa como comprar o como vender. Pero juega un papel muy importante porque, con sus posiciones a largo plazo, da estabilidad al subyacente en el que está posicionado.

Veamos el segundo grupo:

  • Un inversor será fuerte si no siente la necesidad de soltar su posición en caso de que el precio se mueva en su contra. No se trata de la cantidad de capital con la que invierte, ni de la cantidad que dispone para invertir. En este grupo hay también pequeños inversores que no sienten la presión de soltar sus posiciones porque son inversores inactivos. Paco Lopez aceptó la recomendación del director de su oficina e invirtió en las acciones de cierta compañía. Ahora estas acciones valen un 60% menos de lo que valían cuando entró, pero él no hace una gestión activa de sus posiciones, va a largo plazo y mantiene su cartera sin vender.
  • Un inversor será débil si siente la necesidad de soltar su posición cuando el precio se mueve en su contra. En este grupo vemos que suelen encontrarse los pequeños traders individuales que también están en el grupo de traders activos que hemos visto antes. Juliana Ramirez opera en el intradía con una cuenta modesta. Cuando abre una posición larga lo hace con la expectativa de que el precio se mueva al alza, y cuando el precio comienza a moverse a la baja siente la presión de deshacer sus posiciones. Puede tardar más o menos en hacerlo en función del tipo de estrategia de inversión que utilice, el subyacente en el que invierta y de su conocimiento técnico, pero si el precio sigue cayendo llegará un momento en el que no soportará la pérdida y saldrá.

Con estas cuatro distinciones podemos comprender muchas de las maniobras que hacen los pros en los mercados. Lo que quieren, de forma general, es tomar posiciones de compra o de venta (de compra si esperan precios superiores, de venta si esperan precios inferiores). Estas posiciones solamente las pueden tomar adquiriendo lo que está disponible en el mercado. Los participantes pasivos tienen posiciones, pero no suelen estar disponibles ni para la compra ni para la venta porque estos participantes no gestionan sus carteras. Por otro lado estos participantes suelen ser inversores fuertes, en el sentido de que no sueltan sus posiciones aunque el precio vaya en su contra. Luego los pros lo que harán para posicionarse en el mercado es tomar las posiciones que están disponibles (llamadas posiciones "flotantes"), o que están fácilmente disponibles. ¿Qué posiciones están fácilmente disponibles? Las de los traders activos que tienen cuentas modestas (las tuyas y las mías).

Los pros saben que si mueven el precio en contra de nuestras posiciones llegará un momento en que no podremos aguantar la presión y saldremos del mercado. Si hemos comprado y el precio se mueve en nuestra contra (es decir el precio disminuye) hasta el punto donde tenemos el stop de pérdidas, se ejecutará la órden y estaremos fuera del mercado. La ejecución de un stop de pérdidas para una posición larga, es una venta. Y cuando se esté vendiendo tu posición ¿quién la estará comprando?. Los pros te acaban de quitar la cartera.

Si hemos vendido (es decir que hemos entrado cortos), y el precio se mueve en nuestra contra (es decir que el precio aumenta), hasta hacer saltar nuestro stop, lo que se ejecutará es una compra (el stop de pérdidas de una posición de venta es una orden de compra). ¿Quién estará vendiendo esa posición para que tú compres? Los pros... que estarán cortos cuando tú estés fuera del mercado.

Si has vivido la experiencia de tomar una posición porque pensabas que el precio iba a moverse, digamos hacia arriba, y has visto como, justo después de que entrases, el precio se ha movido en tu contra, es decir, ha disminuido,  y te ha hecho saltar el stop, y,  justo después de que estuvieras fuera del mercado, el movimiento se ha retomado en la dirección original que tú habías estimado, posiblemente, habrás vivido una maniobra de manipulación por parte de los pros.

Deseo que estas cuatro distinciones te ayuden a ir entendiendo cómo y de qué manera se mueve el mercado. Cuando tengas las piezas en su lugar verás que se trata de algo completamente lógico.