Pasar al contenido principal

Dejar correr los beneficios y la ludopatía

Sobre la importancia de dejar correr los beneficios recuerdo una anécdota de Jake Bernstein: "En mis primeros años de trading compré unos contratos de futuros sobre oro y los cerré cuando, transcurridos unos días desde la compra, el precio había subido y tenía la cuenta en positivo. Sin embargo, por equivocación, no cerré todos los contratos y al cabo de ocho meses recibí una llamada de mi broker que me advertía de que la fecha de vencimiento de los contratos estaba próxima y que necesitaba saber cuál era mi decisión sobre la posición. Era increíble, ya que cada contrato me había hecho ganar 15.000 dólares. Al continuar la conversación mi broker expresó su admiración por la posición y me dijo que nunca había visto a nadie hacer tanto dinero en una sola operación ni mantener tanto tiempo una posición con tanto beneficio, lo que el broker no sabía es que había sido todo por casualidad."  Dejar correr los beneficios, al igual que cortar las pérdidas, no es tan sencillo como parece, ya que va en contra de nuestra naturaleza humana. Nuestras limitaciones psicológicas harán que en la mayoría de los casos tomemos beneficios en operaciones ganadoras, aunque el importe final ganado sea inferior al que nos dicta por encima de las operaciones a largo plazo.  Si empleamos un sistema seguidor de tendencia y cortamos las operaciones ganadoras, habremos generado un beneficio a corto plazo, pero habremos dejado de ganar un dinero esencial para nuestra supervivencia a largo plazo. Los beneficios se concentran en pocas operaciones, si cercenamos nuestra ganancia en dichas operaciones, habremos cortado de raíz nuestras posibilidades de ganar dinero a largo plazo. Por lo tanto, debemos aprender a dejar correr los beneficios y cortar las pérdidas. Un experto sabe hacer dinero si sigue esta máxima, inclusive ganando 3 de cada 10 operaciones. Sí, has leído bien, aún perdiendo la mayoría de tus operaciones puedes marcharte ganando dinero al mercado, pero para ello debes tener un sistema de trading fiable que te aporte pequeñas pérdidas pero grandes ganancias. Por eso, quienes nos dedicamos al trading no nos disgusta perder, forma parte del juego, del sistema, de la profesión. Ahora bien, el problema llega si en las operaciones de tu operativa lo que ganas es poco, o bien, tus pérdidas son iguales a tus ganancias. Mejor lo decía Bill Lipschutz: "A diferencia de muchos otros traders, no tengo problema en dejar que mis beneficios corran. No creo que se pueda ganar dinero en los mercados de forma consistente si estamos condicionados por ganar dinero en más del 50 % de las operaciones. Tienes que descubrir la manera de ganar dinero en los mercados, partiendo de un ratio de operaciones ganadoras del 20 % o 30 %"  Otro aspecto importante es cuando un trader empieza a dar opiniones sobre el mercado, y deja de actuar. Estas frases están entre mis favoritas: "Uno de los grandes problemas de los inversores y especuladores iniciados es que, una vez que han tomado una posición en el mercado, también toman una posición respecto a su forma de pensar; crean una opinión sobre lo que debería hacer el mercado y todo aquello que refuerza nuestra opinión es ciegamente aceptado y todo aquello que va en contra es rechazado. Todo trader debe aprender a tomar posiciones; no a formular opiniones" (Peter Brandt)  "La única ocasión en la que perdí mucho dinero fue cuando rompí las reglas de mi operativa." (Jesse Lauriston Livermore)  "Rompiendo las reglas es como la mayoría de la gente permanece siendo amateur en vez de pasar al estado profesional. El trader novato, generalmente, no sobrevive al test de los mercados porque se salta alguna o todas sus reglas preestablecidas y eso acaba con su dinero." (David Cruz) "Los cuatro mayores errores del trading con futuros son: la falta de un plan de trading, el excesivo apalancamiento, la incapacidad para controlar el riesgo y la falta de disciplina." (Jay Kaeppel) Termino hablando de ese alto grado de ludopatía que existe en muchas de las personas que participan en los mercados financieros. Ludopatía que suele aumentar entre aquellos que operan en los mercados de derivados y se ayudan del apalancamiento financiero. El trading es una actividad que se puede dominar dejando lo menos posible al azar. Si somos traders que operamos por cuenta propia, debemos acercarnos al trading como si de una actividad empresarial se tratara. Es importante abstraerse completamente de ver el trading como un aporte de adrenalina, si uno quiere emociones fuertes, existen muchos deportes de aventura para ello. Una cosa es divertirse con lo que uno hace, disfrutar, y amar la bolsa. Y otra cosa es pasar horas y horas tradeando delante de una pantalla. No olvidemos que hay muchas cosas en la vida esperando, muchos días que nunca más volverán, no siempre esforzarse al máximo produce los mejores resultados. Muchas veces terminamos agotandonos y alejándonos de esta profesión por culpa de la energía depositada. Todo necesita su reposo, paciencia y mucha visualización. Muchas veces veo a traders o personas que empiezan, ellos mismos dudan de si llegarán a vivir de la Bolsa, y este sentimiento termina reflejándose en sus operaciones.          

Comentarios

La frase de Peter Brandt me ha llamado la atención y me ha hecho pensar, es cierto lo que dice.

El comentario de David Cruz refleja claramente la situación creada por nosotros mismos y que hay que quebrar para ceñirnos al sistema que funciona. Es como si la psique nos saboteara un sistema que estadísticamente funciona pero no podemos usarlo a causa de que nuestro cerebro no nos deja cumplir sus reglas, nos impide tener éxito por un motivo meramente de supervivencia y miedo, conservador (los audaces...). No somos capaces de esperar y soportar la pequeña pérdida (en cualquier inversión empresarial somos capaces de aguantar muchísimo más...) sinó que nos afecta rápidamente esa pequeña pérdida y nos hace salir del mercado cuando la operación no era mala (no saltó el stop) sinó buenísima y si como explica el 1er comentario no hubiéramos tenido conocimiento del hecho la ganancia hubiera sido muy satisfactoria. Personalmente he podido comprobar que David Cruz tiene toda la razón, si te ciñes al sistema (cosa que cuesta...), obtienes los resultados esperados.