Pasar al contenido principal

El Polo Norte del trading

El Polo Norte del trading

Yo no sé qué debes hacer tú para ser consistente, más allá de que debes aprender a actuar a favor de tu mejor interés, que debes desarrollar el conocimiento analítico suficiente para operar en el mercado con una ventaja a tu favor y que debes controlar tu respuesta emocional y ser disciplinado.

El trader que pierde debe dejar paso al trader que gana, sí, pero ¿cómo, qué quiere decir eso, qué camino debes seguir?

¿Cuál es tu siguiente paso lógico?

Entiende, que lo que debes hacer para ser consistente depende de dónde te encuentres en este momento. Es como si me preguntaras ¿cómo debo llegar a Barcelona? La respuesta es “depende de dónde estés” ¿verdad?

Digo que llegar a ser consistente para ti, es como llegar al Polo Norte, en el sentido de que el destino está claro, tienes una referencia, un punto al que llegar. Pero, dependiendo de tu punto de partida, deberás hacer unas cosas u otras.

Si estás muy, muy cerca, tal vez, te resultará más fácil que si estás muy alejado. Si estás en la otra punta del mundo el camino será más largo para ti. El objetivo será el mismo que el de una persona que se encuentre más cerca, llegar, pero el camino específico que debes seguir será individual.

Ser consistente es lo mismo para todos los operadores, pero, siendo lo mismo como destino, toma muchas formas como proceso. De ahí que mi respuesta más sincera es que debes conocerte a ti mismo, debes saber de qué pié flaqueas, qué áreas débiles tienes, con qué puntos fuertes cuentas. Ese conocimiento es imprescindible.

También, debes alejarte de respuestas específicas que pueden ser útiles para otros pero que puede que no te sirvan. Tú tienes tu propia historia, necesidades y condicionamientos, que pueden ser muy distintos a los míos y a los de otros.

¿De qué manera, seguir los pasos para llegar a Barcelona, que ha dado una persona que se encontraba en Roma, te servirán a ti para llegar a Barcelona si partes de Londres?

Esos pasos, con su buena intención, en vez de ayudarte pueden perjudicarte y al final puedes estar más perdido que al comienzo.

Pregúntate pues ¿dónde estás? Desde el punto de vista técnico, ¿dónde estás? ¿tienes una ventaja sobre el mercado? ¿y desde el punto de vista emocional? ¿tienes control de tu respuesta emociona? ¿puedes regular tus automatismos, condicionamientos y miedos, y mantener tu conducta dentro de unos parámetros de activación razonables? ¿o por el contrario, cuando estás frente al mercado desconectas tu mente sosegada y actúas de forma impulsiva e improvisada? ¿Lo que dices que harás y lo que haces van de la mano, o dices que harás una cosa y terminas haciendo otra? ¿Dónde te encuentras en tu desarrollo emocional?

Esas son buenas preguntas para comenzar. Cuanto mejor identifiques tu punto de partida más fácil te será encontrar el mejor siguiente paso para ti. El paso que te acercará más a tu objetivo.

Se parece a llegar al Polo Norte, también por el hecho de que, si bien distintas personas deben hacer distintos movimientos para comenzar a llegar ahí y una persona que parta del Cairo necesitará algo distinto de quien parta de Bogotá, que a su vez necesitará algo distinto de quien parta de Madrid, a medida que las personas se acercan al destino lo que hacen toma formas más parecidas. Hay más factores en común, más semejanzas. El Polo Norte está donde está y acercarse ahí no se puede hacer en bañador, ni en chancletas. Debes protegerte del frío, debes adaptarte a las necesidad geográficas y climatológicas, habrá nieve y hielo, soplará un viento helado.

Conseguir la consistencia se parece mucho: estás donde estás tanto desde el punto de vista técnico, como desde el punto de vista emocional, y debes centrar tus esfuerzos primero en saber dónde estás, y luego ajustando tus movimientos a tu posición, pero a medida que avances llegarás al mismo lugar. Lo harás por tu propio camino, que además nadie podrá recorrer por ti, pero una vez en el Polo Norte dará igual de donde vengas.

Si operas con Opciones, con Futuros, con Acciones, en Forex, da igual, la consistencia es exactamente el mismo concepto. Si operas con correlación de mercados, con perfiles de volumen, con análisis técnico dinámico, o con Foot Print, da exactamente igual, la consistencia es lo mismo. Si trabajas en gráficos de 5 minutos, Renko, horarios, o de Punto y Figura, eso da igual. La consistencia es la misma para todos.

No en el sentido de que todos hagan exactamente lo mismo, si no de que, haciendo cada uno lo que debe hacer dadas sus circunstancias, y el estilo específico que siga para operar, los conceptos comunes son los mismos: todos gestionan férreamente su riesgo, todos, sin excepción, todos son disciplinados en la ejecución de sus TP, todo. Todos regulan su respuesta emocional y actúan a favor de su mejor interés.

Conozco traders consistentes que vivían muy cerca del Polo Norte. Lo que ellos explican que hicieron, lo que dicen que necesitaron para ser consistentes, es muy distinto de lo que señalan otros traders que partían del Polo Sur. Si escuchas a los primeras y te comparas con ellos puedes sentir muchas frustración. Ellos hablan de cuatro elementos de análisis técnico y parece que tienen suficiente para ganar en los mercados. Tu tienes cientos de elementos de análisis técnico y no haces más que perder ¿A qué se debe?

En muchos casos a que estos traders tenían por defecto unas cualidades emocionales y de disciplina que tu no tienes y que tal vez te lleve toda una vida desarrollar. Ellos estaban con un pie en el Polo Norte, y tal vez tu estés un poco más lejos. Sus directrices y sus pautas no te servirán, y ellos probablemente no comprenderán los retos que tienes tú, por que ellos no los tuvieron.

Forma parte de tu camino, como operador consistente, transitar desde donde estás hasta donde debes estar, partiendo del conocimiento de ti mismo, de tus necesidades, talentos y dándote permiso para hacer, de ese camino, una aventura de transformación y crecimiento personales.