Pasar al contenido principal

Yanny o Laurel en el trading

Yanny o Laurel en el trading

 

Al escuchar el audio he percibido claramente Laurel, sin dudas, sin opción a algo que se pueda parecer a Yanny, y cuando he dado a escuchar el audio a mi mujer me ha dicho, sin duda, que lo que oía era Yanny, ¿cómo puede ser? Era como si me estuviera tomando el pelo.

Esta es una polémica que ha invadido la red en las últimas horas, muy al estilo del vestido Azul o Dorado.

En este caso el audio me lleva a hacer una reflexión sobre los filtros perceptivos. Los humanos, al relacionarnos con el mundo, generamos una representación de la información que está disponible y la organizamos en forma de esquemas, y eso es algo que los traders deberíamos conocer y tener muy presente porque nos señala que no actuamos ante la totalidad de la información disponible, si no solamente sobre una parte, lo que implica que la información que manejamos dentro de nuestras mentes es parcial y que actuamos tomando decisiones sobre una representación de la información.

En nuestras mentes generamos “mapas” con los que estructuramos la información, y utilizamos esos mapas para tomar decisiones. Eso implica como mínimos dos grandes cosas: por un lado el filtrado de esos mapas, es decir, el proceso a través del cual seleccionamos una parte de la información por encima de otra, silenciamos otros aspectos, dotamos de sentido a la información, etc. Y por otro lado el hecho de que, si el mapa es rico tendrá valor informativo y nos ayudará en la toma de decisiones pero si el mapa es pobre, nuestra representación de la “realidad” será pobre y las decisiones que tomemos serán también pobres.

Cuando observas el mercado es interesante que tengas en cuentas que no percibes toda la información que está disponible, si no solamente una parte. Necesariamente dejas fuera mucha información, que además seleccionas una parte de la información disponible que te resulta más significativa que otra, lo que quiere decir que hay aspectos informativos que estás eligiendo dejar fuera de tu mapa, que esa información parcial que utilizas la procesas para dotarla de significado, lo que te hace ser el autor de tus conclusiones. Lo que opinas que sucede, tus conclusiones al analizar el mercado, son tuyas, no son el mercado.

Si ese trabajo está bien hecho tendrá valor para ti y te permitirá decidir a favor de tu mejor interés, pero si lo haces mal terminarás con una representación empobrecida del mercado. No es que el mercado sea pobre, o que no de suficientes oportunidades de inversión, o buenas ventanas de oportunidad, es que la representación que haces en tu mente del mercado es empobrecida.

Puede ser interesante estructurar este proceso en varios pasos: por un lado está el mercado que puedes ver en tu pantalla, eso es una representación del mercado, no el mercado real, si eliges un gráfico de 5 minutos por ejemplo, dispondrás la información de una manera y darás más importancia a ciertos aspectos, por ejemplo al tiempo, si eliges un gráfico tipo rango estarás cambiando esa forma. El mercado es el que es, pero la elección de tu marco de representación comienza a estructurar esa realidad.

Sea cual sea tu marco de representación que elijas tampoco podrás actuar sobre la totalidad de esa información, si no solamente sobre la parte que percibas, y aquí es donde entra el filtro de los sentidos y es donde el audio que he compartido al inicio juega su papel más ilustrativo.

 

El audio que sale de tu altavoz y llega a tu oído es filtrado por tus sentidos de manera que, si tiendes a priorizar los sonidos agudos percibirás una versión, probablemente Yanny, y si tiendes a priorizar los graves percibirás otra versión, en este caso Laurel. El sonido “real” es el mismo para todos, pero el sonido que percibes depende del filtro de tu propia fisiología.

Este audio me parece un ejemplo muy interesante de este tipo de filtros.

Pero ese es solamente uno de ellos. Hay muchos otros filtros. En el caso de la información del mercado que aparece en tu graficador, a parte de los filtros fisiológicos, activarás los filtros emocionales que seleccionará información en función de lo amenazante que sea. Si tomas una decisión de participar en una operación y comprometes tu juicio abriendo largos, aquella información que exprese el mercado que señala un posible movimiento corto será percibido como una potencial amenaza y tu mente no ponderará con equidad ese tipo de información. Una de las cosas que puede hacer es bloquearla por ejemplo. Puedes estar en una posición larga, el mercado puede estar chillando cortos, pero como sea que tu juicio se ha comprometido con los largos, tu mente puede “bloquear” la información que está señalando los cortos.

Cuando el mercado cae, y tu sales con una pérdida, recuperas la capacidad de observar la información con imparcialidad y no “comprendes” cómo puedes no haber visto lo que estaba pasando. Es un filtro en este caso con una base emocional.

Otro tipo de filtro muy interesante con el que procesas la información del mercado es el de tus aprendizajes anteriores. La información que pasa el filtro de tus sentidos será “tratada” por tu mente para dotarla de valor informativo y eso lo harás en función de las distinciones que seas capaz de hacer sobre esa información: si tienes menos experiencia, por ejemplo, serás capaz de hacer menos distinciones por lo general, lo que implica que “percibirás” menos aspectos informativos.

Además lo que esa información signifique para ti, puede que sea muy diferente de lo que significa para otro operador que es capaz de hacer otras distinciones diferentes.

La realidad, al igual que con el audio, es la misma, pero el tratamiento de la información es individualizado.

Si el mercado es el mismo para todos ¿por qué unos ven largos y otros ven cortos? ¿por qué unos compran y otros venden? Si la información es la misma, ¿no deberíamos llegar a las mismas conclusiones? Es que resulta que la información no es la misma, es que resulta que tu no representas el precio igual que los demás operadores, y aún en el caso de que lo hicieras tu activas un filtro fisiológico específico e individual, y un filtro emocional específico e individual, y eres capaz de hacer unas distinciones específicas e individuales que otros operadores no son capaces de hacer, como puede ser que ellos sean capaces de hacer determinadas observaciones que a ti no te es dado hacer. No es que no estén ahí, entiendeme, forman parte del mercado, es que no las puedes “ver” con la mente que tienes.

El aprendizaje del trading se encarga en última instancia de dotar a los participantes de un conjunto de distinciones que se estructuran en sistemas de trading. Desde este punto de vista un sistema es la capacidad de tratar la información del mercado, representándola de determinada manera, y dándole un significado específico, para encontrar oportunidades de inversión.

No quiero extenderme sobre este tema, solamente quería compartir el audio con el deseo de que os resulta tan interesante como a mi, e invitaros a reflexionar sobre algunos de los filtros con los que elaboramos los mapas del trading que después operamos.

Recordad, el mercado es un flujo constante de oportunidades, si no las ves y no las sabes aprovechar no es que no estén ahí, es que estás filtrando la información de una forma inadecuada. La buena noticias es que eso es algo que se puede cambiar con el estudio y el entrenamiento.