Pasar al contenido principal

El sistema reticular y tu trading

El sistema reticular y tu trading

Seguro que lo has experimentado muchas veces. Por ejemplo, yo recuerdo cuando mi mujer quedó embarazada, de repente por la calle no dejaba de ver mujeres embarazadas, era como si hubiera aumentado el número de embarazos, pero en realidad no era así: siempre había habido el mismo número pero yo no estaba poniendo mi atención en ello.

Lo mismo sucede si quieres comprarte un coche, estás pensando en un Toyota CHR, y de repente vas por la calle y no dejas de ver ese modelo en concreto. Es como si aumentase por arte de magia: ¿Hay más Toyotas CR-H que antes? Claro que no, lo que sucede es que has activado tu SRAA: ahora tu mente discrimina ese modelo entre todos los demás.

Vale con cualquier objeto de atención: ¿Cuántas personas hay con zapatillas Stan Smith? Verás que al poner eso en tu mente serás capaz de ver ese tipo de zapatillas por todas partes.

¿Bolsos Prada? ¿Gafas Gucci? ¿Pelirrojos? ¿Carlinos? Tu eliges un objeto de atención y tu mente se encargará de discriminarlo entre todos los demás objetos de manera que “te parecerá” que hay más.

Esta capacidad es fantástica si eres un cazador recolector y estás en la búsqueda de bayas: tu mente discriminará ese fruto entre las demás formas, o si buscas setas: serás capaz de encontrarlas con facilidad.

¿Y si eres trader?¡Ojo! Ahí el sistema reticular anterior ascendente puede jugar en tu contra. Tú lo has vivido, ¡seguro! Aprendes un concepto técnico y de repente lo ves por todas partes: por ejemplo una divergencia entre un oscilador y el precio, una en la que, mientras el precio hace nuevos máximos, el oscilador no. Es fantástico: ahora miras la acción del precio y ahí está tu divergencia.

Probemos con otro concepto: Los fantasmas de CCI, una formación en la que el oscilador hace una forma tal que así: de repente miras y la encuentras por todas partes.

No es que haya más divergencias, ni más fantasmas que antes, siempre han habido los mismos, es que tu mente ha activado el SRAA y ahora los discrimina.

Pero eso Vicens, es fantástico, podrías decir, de esa manera facilitas la identificación de los elementos que te interesan, ¿no? Y si, es cierto que así te resultará más sencillo encontrar lo que buscas pero corres el riesgo de sobre-destacarlo.

El árbol no te deja ver el bosque. Un elemento destaca por encima de los demás de manera que podrías sobrevalorarlo, podrías sentir que ese elemento es más importante que los demás, que es el único que debes tener en cuenta. Sabes que no, sabes que debes cohesionar todos los elementos informativos en un todo unificado, en un relato único del precio, pero el SRAA podría sabotearte de manera que, en vez de aunar todos los hilos informativos en una cuerda, te encontraste persiguiendo un solo hilo, una hebra destacado pero solo una.

Cada vez que aparece una divergencia podrías sentir que tienes entrada, y claro, algunas divergencias funcionan y otras no, vaya. Ahora pierdes una entrada, y pierdes otra, y ganas una, y pierdes otra, y vuelves a ganar ¿qué está pasando? ¿Ya no están funcionando?

¿Y los fantasmas? Lo mismo que las divergencias: si los buscas los encontrarás, pero si actúas sobre todos ellos terminarás perdiendo porque estás actuando con un solo elemento y dejas a un lado el conjunto. No debes actuar cada vez que ves una figura técnica, si no que debes aunar esa figura dentro de un relato coherente.

Si tomas decisiones de inversión basándote en una información parcial del precio, estarás yendo en contra de tu mejor interés. No hay una sola pieza que sea suficiente por sí misma para justificar toda tu operativa. No debes entrar porque el precio ha mostrado una divergencia, si no más bien tomar esa divergencia, y integrarla con el resto de la información que también te está dando el precio: ¿en qué zona está? ¿en qué parte del ciclo del precio te encuentras en un marco de representación superior? ¿hay un proceso de venta o de compra encubiertos con anterioridad? ¿Ha aparecido un proceso de manipulación? ¿qué dice el volumen?

Lo mismo pasa con un fantasma: por sí mismo no es suficiente, debes anularlo con el resto de información del precio: ¿En qué momento del día estás? ¿Tienes recorrido despejado a favor de la entrada? ¿hay huellas de participación profesional en tu dirección? ¿El precio está mostrando facilidad? ¿Cuentas con el apoyo del rango de apertura de la sesión Americana?

El SRAA es fascinante, y puede ayudarte a desarrollar la competencia técnica, pero también puede jugar en tu contra. La amenaza más importante es que destaque un solo elemento y deje en la sombra los demás. Sabiendo que puedes correr ese riesgo tiene sentido anticiparse y preveerlo.

Mi recomendación es que dividas tu aprendizaje siempre en dos partes distintas: una primera en la que te centras en la identificación del concepto en la práctica: vamos a buscar “fantasmas”, vamos a buscar “balizas”, vamos a buscar “módulos de compra y venta encubiertos”, etc. En esta parte el objetivo es el reconocimiento de patrones y es ahí donde el SRAA juega su papel y nos apoya. Le damos vía libre y le sacamos todo su partido a esta capacidad de nuestro cerebro. Pero luego nos aseguramos de activar otra parte en nuestra formación, un apartado centrado en la integración y la coherencia: lo que haremos será poner nuestro foco de atención en aunar todas las piezas, en seguir el relato del precio de manera que, la información específica que hayamos destacado encaje perfectamente con el conjunto y se complemente:

Diremos: ahí está la divergencia, y ahora la sumaré al resto de elementos informativos: marcos de representación mayores, hora del día, módulos de compra venta institucionales, etc. Lo que buscas en esta segunda parte es aumentar la coherencia de tu relato de manera que, en vez de reaccionar por un solo elemento aislado, te asegures de que ese elemento esté dentro de una misma historia de precio. Una historia en la que todas las demás piezas cuentan su parte.

Si te aseguras de buscar la máxima cohesión posible entre todos los elementos informativos estarás actuando a favor de tu mejor interés y mejorarás mucho tu operativa.

En cambio, si dejas que el SRAA se active puedes tomar decisiones pobres que no encajen en el conjunto.