Pasar al contenido principal

El Trading y el Principio de Peter

El Trading y el Principio de Peter

En el mundo de la empresa es muy habitual que buenos comerciales acaben como malos jefes de ventas y que buenos técnicos ocupen cargos de responsabilidad directiva y lo hagan fatal. Claro, mientras van mejorando son candidatos a la promoción, si en el nuevo cargo su desempeño es exitoso seguirán ascendiendo, hasta que lleguen al punto en el que no puedan hacerlo mejor y, justo ahí, es la posición en la que se quedarán.

Imagina que comienzas a operar en los mercados y tu nivel de desempeño te permite manejar un contrato y solamente uno. Tu cuenta podría cubrir más de un contrato pero ya sabes que tienes que “ganarte el derecho” a operar con más de una posición así que te has comprometido a recorrer el camino: operas con un solo contrato.

Si tienes éxito puedes aumentar ese número y pasar de uno a dos. Imaginemos que haces eso y que ahora operas con dos contratos, después  imagina que sigues demostrando competencia y confianza y que te dispones a pasar de dos a tres o a cuatro ¿dónde está el límite? ¿Crees que es algo lineal? ¿Crees que puedes seguir aumentando el número de contratos con los que operas hasta el infinito?

Teóricamente sí, por qué no. Si tus resultados te avalan, si te vas ganando el derecho a aumentar el número de contratos ¿por qué iba a haber un límite más allá de la propia liquidez del mercado? De hecho, hay operadores que manejan un número de contratos muy grande. Pero, en realidad, esto no es ni lineal ni directo y muchos operadores topan, antes de lo que piensan, con una barrera psicológica que no pueden superar.

Puede que progresen de uno a dos y de dos a cuatro y que al llegar a seis no puedan, no lo consigan y no logren el mismo tipo de resultados. O puede ser que lleguen a operar con diez contratos o con quince y ahí encuentran su barrera o que esa barrera esté en los treinta. Da igual que sean cuatro que treinta, al final el trader suele llegar a su tope psicológico y si se queda ahí, si persiste en operar con ese número de contratos estará operando en su peor nivel de desempeño. Este es el principio de Peter en acción: ha ido ascendiendo hasta ocupar la posición en la que su nivel de incompetencia es mayor.

En este punto, quiero recordarte dos cosas, más no es necesariamente mejor y puede ser preferible operar desde un estado mental sosegado, en control y centrado con un número menor de contratos, que en un estado excitado por manejar unas posiciones que exceden el umbral de tolerancia emocional. Y dos, si quieres aumentar con éxito en número de contratos que manejas piensa en cómo entrenan los levantadores de peso y haz como ellos. Si vas a un gimnasio donde hacen powerlifting o halterofilia, verás que los levantadores pasan de un peso a otro con incrementos muy pequeños. Aumentan una cierta cantidad, aguantan un cierto tiempo en ese nivel hasta que sus cuerpos y sus mentes se adaptan a manejar esos pesos y luego, nuevamente vuelven a desafiar a sus cuerpos y a sus mentes aumentando un poco más, pero muy poco más, no doblan su peso, lo mejoran ligeramente.

Una estrategia que puedes utilizar se basa en utilizar el efecto contraste: si pones una mano en un cubo que tenga agua a 25º no te parecerá necesariamente caliente, pero si primero pones la mano en un cubo con agua a 15º y luego la pones en un cubo que tenga agua a 25ª, esta te parecerá caliente. El agua siempre ha estado a 25º pero, si primero la has puesto a menor temperatura, percibirás la diferencia como calor. Y lo mismo puedes hacer con el número de contratos con el que operas. 

Si el tamaño de tu cuenta te permite operar con diez contratos, pero actualmente estás luchando para pasar de una operativa de dos contratos a una de cuatro, por ejemplo, puedes operar con seis contratos en alguna que otra ocasión, de manera que después, al pasar de seis a cuatro, los cuatro te parezcan relativamente más sencillos de manejar. Siempre han sido cuatro, pero si vienes de operar con seis te parecerá que es más sencillo que si vienes de operar con dos.

Al fin y al cabo. el número de contratos que mejas debe estar en función del tamaño de tu cuenta, de tu nivel de confianza, y de tu desempeño técnico y emocional y es en ese área, en el desempeño emocional y psicológico en el que estamos incidiendo. Recuerda que la barra es mental y no física.

Nos vemos en el mercado.

 

¿Quieres formarte en trading con nosotros?

 
1 Enviarndo 2 Completado