Pasar al contenido principal

La visión opuesta de tu trading

La visión opuesta de tu trading

Observas el mercado y tu análisis determina que es más probable un desarrollo alcista del precio así que tu interés es comprador. Te centras en localizar la zona desde la que ejecutar tus entradas, pero con un sesgo alcista tu mente tiende a sobreponderar la información que confirma su juicio y a menospreciar la información opuesta.

Esto quiere decir que “verás” fácilmente lo que señala largos, pero te costará más ver lo que señala cortos. Si el mercado se gira en tu contra y terminas con una pérdida te preguntarás cómo puede haber sucedido.

Al casarte con un escenario has dejado de ver la información que indica el escenario opuesto. Al decidir que irás largo dejas de ver lo que el mercado dice para ver lo que quieres ver. El mercado puede ir largos, claro, pero también cortos. Si tu has decidido que son largos te costará mucho ver cortos.

Está en el funcionamiento mismo de tu mente, pero para tener éxito como operador necesitas hacer justo lo contrario: en vez de buscar certidumbre debes ser capaz de sostener posiciones opuestas en tu mente.

No te casas con los largos, tampoco con los cortos. Tu análisis puede indicar largos pero debes ser capaz de cambiar los términos del juego y pasar de largos o cortos a, si pasa esto largos, y si pasa esto cortos.

Un escenario y su opuesto simultáneamente.

En el resto de las áreas de tu vida este tipo de mentalidad no funciona muy bien: me fío de esta persona y no me fío, me gusta este restaurante y no me gusta, soy más de este partido político y también de su opuesto. Es complicado, pero en trading es una habilidad que quieres desarrollar.

Si te casas con una dirección tu ego quedará comprometido. Sentirás la presión de buscar la validación de tu juicio, querrás “tener razón”, estar en lo cierto. Lo opuesto sería estar equivocado, y a ti no te gusta equivocarte ¿ves el peligro?

Para operar con éxito no necesitas “tener razón” si no disponer de un sistema que te permita explotar los desarrollos más probables del precio. Si atas tu ego a tus decisiones estarás perdido, te volverás torpe, te costará ser ágil porque llevarás sobre tus hombros la carga de tus juicios. Debes soltar esa carga y viajar ligero de equipaje.

Esto lo logras al permitirte pensar en un escenario y en su opuesto simultáneamente. Si pasa X largos, y si pasa Y cortos. Al entrenarte en este tipo de pensamiento estás creando espacio mental para ambas posturas y tu ego ya no debe defenderse. Al fin y al cabo ya habías anticipado el escenario final que ha terminado sucediendo así que, has tenido “razón”.

No hay nada que defender, tu valor como operador no está en juicio, ni tu valor como persona, ni tu inteligencia, ni tu capacidad, ni nada, no hay batalla que librar así que has ganado antes de empezar.

En cambio, si te casas con un escenario y el mercado comienza a hablar en la dirección contraria ¿cuánto tardarás en dar tu brazo a torcer? ¿Girarás tus posiciones y pasarás de largos a cortos? ¿Seguirás buscando información que apoye tu opinión? No deberías basar tu trading en opiniones, sino en escenarios: Si el precio hace esto buscaré largos y si hace esto otro cortos. 

Al considerar más de una dirección tu ego ya no siente que deba defenderse y tú te has librado de un plumazo de ese pernicioso obstáculo mental.

 

Pero haz tu trabajo. No es sensato pensar en una posición larga de cinco veces tu riesgo y si el precio da información para entrar cortos buscar cortos por el mismo recorrido. El recorrido puede ser asimétrico. Puede ser que el mercado de información para entrar largos, y que no esté listo para arrancar el movimiento largo, lo que no quiere decir que vaya a arrancar un movimiento corto de la misma magnitud. Podría ser que tuvieras entrada corta para un recorrido menor. Aprovecha eso. Haz lo que el mercado te diga y líbrate de ser tú el que quiera imponer al mercado sus propias condiciones. 

 

Podrías tener información para una entrada larga que cambiase la tendencia y fuese a buscar los máximos de la semana, pero si el mercado no está listo, antes de ese desarrollo podrías ver una falsa rotura de los mínimos para generar liquidez. Ese escenario lo debes anticipar así que, si has comprometido tus posiciones a largo pero el mercado está diciendo cortos, giras a cortos sin decirle al precio que debe darte 200 ticks, tal vez sean cortos para 15 ticks y puede que el precio gire en el siguiente nivel de liquidez. Toma eso y no impongas tus deseos. 

Si estás abierto tal vez puedas detectar que, en esa nueva zona el precio te ofrece nuevamente información para largos y estarás listo para volver a girar.

Da igual lo que digan tus indicadores, debes mantener un escenario y su opuesto simultáneamente.