Pasar al contenido principal

Si tu trading es la respuesta

Si tu trading es la respuesta

Ojo, no quiero hablarte de voodoo, ni de energías cuánticas con las que atraer la abundancia, quiero, si me lo permites, invitarte a reflexionar sobre lo que estás haciendo con tu vida, y por ende con tu trading como parte de esa vida. ¿O acaso crees que puedes manejar tu vida por un lado y el trading por otro?

Observa atentamente: tu esfuerzo, todo el sufrimiento, la lucha y el conflicto con el que te acercas al mercado ¿está ahí por casualidad? ¿Es el trading realmente tan difícil y tiene que costarte tanto? Si se trata de comprar o vender ¿por qué no logras ser consistente? ¿Es verdaderamente una cuestión de dificultado o estás haciendo algo para sabotear tu éxito? ¿Tienes tú una responsabilidad en esta obra de teatro o eres una víctima de las circunstancias, de los operadores institucionales y de los market makers?

¿Y si resulta que todo ese drama es innecesario, que no lo necesitas para ser consistente, que no forma parte del trading? ¿Y si ese drama lo traes tú porqué crees que lo necesitas?

Insisto, si el drama que vives, la lucha, el esfuerzo, es la respuesta ¿cuál es la pregunta? ¿Qué le estás pidiendo al trading? Si eso que logras es lo que pides ¿qué es? Sufrimiento, lucha y esfuerzo, pero ¿para demostrar que? ¿Para validar qué puta necesidad psicológica? ¿Qué trastorno y que historia de tu pasado estás reviviendo en tu presente? ¿Qué película recreas en el telón de tu operativa?

El trading es muy sencillo: el mercado expresa un desequilibrio en las probabilidades y te posiciones a favor de la probabilidad mayor. Punto. En una serie de operaciones suficientemente grande la esperanza que estás explotando te hace ganar dinero, pero ese no es tu caso. Tu te estás contando una historia muy distinta, estás explicándote con tu esfuerzo y sufrimiento algo que quiero que mires de una vez. ¿Qué es eso que te lleva a hacerte sufrir? ¿Por qué te haces pasar por esta situación una y otra vez? ¿Qué necesitas demostrarle a la vida sobre ti mismo?

Suéltalo ya. Déjalo a un lado. Eso no tiene porque seguir formando parte de tu vida. No necesitas nada de todo esto.

Todos tenemos heridas de tipo psicológico, cuando éramos niños nos asustaron, quedamos en ridículo en un momento en el que nuestras mentes era muy frágiles, creímos que nuestro valor como personas dependía de nuestros logros, de nuestras notas, de lo obedientes que fuéramos.  Sentimos la necesidad de complacer, de agradar o de defendernos. Alguien te hizo sentir especial y luego te rompió el corazón, te traicionó un amigo o un amor. Te enfrentaste a un reto para el que no estabas preparado y que quedó una cicatriz emocional profunda. Pero todo eso ya pasó, no tienes porqué revivirlo y no lo necesitas para tu trading, no te ayuda ni a realizarte ni a ser competente.

Suelta las historias que te cuentas sobre lo que mereces, lo que debes hacer, lo que crees que necesitas. Tienes el poder de ser quien decidas, tienes el puto poder de ponerte de pie y reclamar lo que quieras.

¿Por qué te haces perder? ¿Por qué haces que tu operativa sea una tortura psicológica, una máquina de validar tu autoimagen y el concepto que tienes de ti mismo? Elige lo que quieres ser y se eso. No hace falta que vivas encadenado a un condicionamiento infantil. Puedes aprender a romper las cadenas emocionales con las que te atenazan, puedes librarte de un plumazo de todos estos años de dolor y sufrimiento.

Yo te digo que tu valor como persona está intacto, que eres perfecto, que no necesitas nada que no tengas ya. No tienes que demostrar nada, no estás condenado a sufrir. No tienes que demostrar que el niño al que hicieron daño tiene razón, que el mundo es un lugar hostil, que pueden pasarle cosas malas, que está aquí para pasarlo mal.

No es verdad, a menos que tú hagas que sea verdad. No es cierto a menos que TÚ te empeñes en hacer que tu vida sea complicada porque no quieres observar lo que estás haciendo.

Eres el puto maestro titiritero. Eres la mano con la que mueves los hilos de la marioneta, la mano que pone los obstáculos en tu camino, y la mano que puede remover esos obstáculos, eliminarlos, hacerlos desaparecer.

Todas las áreas de tu vida son caras talladas de una misma piedra, y el trading no es algo aislado. Si tienes orden dentro de ti tendrás orden en tu operativa y el trading será sencillo. Si vives en el conflicto entonces entiende que el trading refleja eso,  pero no te quedes ahí, da un paso más y observa qué estás haciendo TÚ en la generación de ese conflicto.

¿Cuál es tu papel en esta obra? Tu eres el director, el guionista, y todos los actores. Si lo que vives es un drama pregúntate para qué haces que sea así, qué quieres validar, qué quieres demostrar, qué crees que necesitas expresar.

Tu pasado no determina tu futuro. Tu vives en el aquí y el ahora y en este momento en el que me estás escuchando eres libre de elegir y serán tus decisiones ahora las que generarán el futuro que terminaras viviendo como un presente. Nada de lo que has vivido te obliga si no te obligas tú.

Decía Martin Heideberg que el ser humano es libre en la medida es que es capaz de elegir más allá de su condicionamiento y su programación por defecto. ¿Entiendes? Eres tú quien te haces libre y eres tú quien te haces esclavo.

Imagina por un momento que lo que estás logrando con tu esfuerzo y tu drama es justo y exactamente lo que has pedido, y si no te gusta, si sufres, luchas y te haces daño date permiso para liberarte de tu condicionamiento psicológico.

El trading es muy fácil si te quitas de en medio. La vida es muy fácil si tu no haces que sea difícil.

Pero si me desoyes, si quieres seguir adelante con tu drama entiende que también es lícito. Es tu derecho expresarte aquí y ahora como creas conveniente, solo asegúrate de poder decirle, a ese niño que sufrió, que le sigues queriendo.